Danza Urbana o Street Dance

Actualmente en el mundo de la danza hay muchas corrientes y frentes abiertos y, como en todo, hay grandes lagunas de desconocimiento precisamente porque hay mucha mala información o falta de la misma. Esto es, como en muchos aspectos del día a día, problema de la sociedad y sus influencias, sin entrar en que sean buenas o malas, simplemente incompletas.

Volviendo a la danza y más concretamente a la Danza Urbana, hemos podido ver que socialmente se tiende a denominarlo como baile moderno, perdiendo toda la esencia que el Street Dance obtuvo con sus orígenes. La danza es una forma más de expresión y como tal existen muchas variantes, eso no quita que debamos recordar que, de principio a fin, nació para disfrute de todo aquel que lo practicaba. La Danza Urbana abrió camino a los estilos nacidos en la calle, esos que crecieron bajo situaciones improvisadas.

Dentro de esto que denominamos Street Dance encontramos estilos como Hip Hop, Breaking, Locking, Popping, House, Krump, Dancehall, Waacking … Aquí empieza el “dilema”. En nuestro país es complicado recibir clases de un estilo «puro» como tal. Tendemos a englobar todo bajo la denominación de “Baile moderno” o “comercial dance”, por el simple hecho, de bailar música más actual. O lo que es peor aún, calificar como «Baile moderno o Street Dance», únicamente al Hip Hop.”

Si hablamos por ejemplo de Hip Hop, debemos saber que si quieres llegar a bailar realmente Hip Hop no basta con saberte la técnica y soltarla al son de cualquier canción. Si quieres crecer y mejorar progresivamente, debes aprender primero de todo los pasos básicos o «Foundations» y, como en todo, tener una constancia sobre estas técnicas que te otorguen, tras horas de trabajo, la capacidad de introducirlo y trabajarlo sobre la música.

Aunque pocas, lamentablemente, hay academias de baile, cuyos profesores, son realmente bailarines profesionales que se preocupan por aprender estilos «puros» para luego poder rienda suelta a su forma de expresarse mediante el baile. Parten con una base fundamentada en los valores y conocimientos dados de su formación en la calle y en academias, sin olvidar los orígenes de la danza traídos desde Nueva York, Jamaica… Es esencial que los profesores de las academias de baile enseñen desde la musicalidad y groove, volviendo entonces a la libertad de expresión que adquiere el bailarín mediante la danza. Hay que fomentar la improvisación, dejarse llevar por la música, además de transmitir en las clases las raíces y teorías de la cultura urbana

Como cualquier cultura la mejor manera de entenderla es informarse, aprender y, si es posible, vivirla.

Deja un comentario