Cómo hacer una coreografía grupal

¿Te preguntas cómo hacer una coreografía grupal? ¿O incluso si puedes hacerla? Una coreografía trabajada no es algo limitado a los programas de televisión o conciertos de grandes artistas. Es una habilidad que puedes aprender con un poco de práctica e inspiración. Si no estás seguro de cómo empezar, te proponemos seis sencillos pasos para que puedas hacer tu propia coreografía de grupo.

Pasos para hacer una coreografía grupal:

Encontrar una canción y escucharla hasta que te aburra: Encontrar la canción correcta podría ser la parte más fácil o más difícil de hacer una coreografía grupal según se mire. A veces, escuchas una canción y te salta la intuición de que es perfecta para coreografiar. Otras veces te tienes que poner a buscar en listas de reproducción. Lo importante es que, una vez tengas la canción, la escuches mucho y con atención. Es decir, busca la letra, entiéndela, visualízala, busca ritmos en la canción…

Busca inspiración para tu coreografía: puedes ver vídeos de tus coreografías grupales favoritas y remezclar sus movimientos, siempre que hagas algo nuevo y único. Intenta inspirarte en la cultura y el ambiente que te rodea si vas a trabajar con personas conocidas. También puedes ver películas musicales, en definitiva, todas las formas de arte sirven de inspiración para crear los pasos de baile, ver el vestuario que se llevará, la temática, el sitio o ambientación, etc.

Iníciate con el freestyle o estilo libre: estamos en el punto de dejar que tu cuerpo responda a la música. Reproduce toda la canción y ponte a moverte. Observa cómo te mueves naturalmente ante ciertos sonidos. El estilo libre no significa necesariamente que vayas a utilizar luego esos movimientos exactos en la coreografía grupal. Simplemente es una primera toma de contacto con la coreografía. Una especie de primer ensayo para ver qué sale. Luego ya irás probando variaciones o construyendo movimientos más precisos.

Empieza por las partes que mejor sabes: probablemente decidiste coreografiar una canción porque pensaste que ciertas partes de la misma daban pie a pasos de baile concretos: el clímax, un intermedio instrumental, una parte de hip hop… Comienza con la parte que tienes más clara como coreografiar. No tienes que crear la coreografía grupal cronológicamente de principio a fin. Empieza con los fragmentos que son más fáciles y luego construye el resto de la coreografía a su alrededor.

Después de haber coreografiado tus trozos favoritos, asegúrate de trabajar también esas secciones intermedias. A veces son los momentos más lentos los más memorables. Incluso sus movimientos simples son atractivos porque llenan los momentos más tranquilos con presencia, antes de que se pasar a pasos de baile más enérgicos.

Pulir la ejecución de los movimientos: muchos de nosotros tenemos el problema de que pensamos una coreografía grupal que queda muy bien en nuestra mente … Pero no en nuestros cuerpos. En ese punto sólo tienes que entrenarte. Debes pulir los movimientos, lo que implica perfeccionar ciertos aspectos de cómo se mueve tu cuerpo y la combinación que da lugar a un paso de baile. Si tu coreografía grupal incluye un estilo de baile concreto, haz los movimientos completos. Por ejemplo, si hacéis un plié de ballet en una parte, que sea bien ejecutado y hecho enteramente, no a medias. Para eso la única fórmula es ensayar y ensayar.

Corrige la coreografía, pero no todo el rato: probablemente haya momentos dentro de tu coreografía que te parecen perfectos y otros que no lo sean tanto o te parezcan más forzados, especialmente si esta es tu primera coreografía grupal. Puedes ir probando variaciones de movimientos, desechando algunas partes, cambiando directrices o añadiendo, lo que consideres necesario para editar la pieza y que quede como os guste. Por supuesto, si eres perfeccionista, es posible que sientas que tu coreografía nunca está culminada, pero debes trazar la línea de parar los cambios en algún momento. Al final, no se trata de hacer algo perfecto, sino una coreografía de la os sintáis orgullosos.

Las mejores coreografías grupales las encuentras en DENA BILBAO

Si quieres aprender y participar en coreografías grupales en Bilbao, entonces debes acudir a nuestro centro DENA BILBAO. Somos especialistas en baile urbano y enseñamos un gran número de disciplinas como hip hop, break dance, house dance, popping, locking, etc. Damos clases tanto a adultos como a niños a partir de los dos años. Aprovecha y lleva a tu hijo o hija a una extraescolar de baile urbano para que aprenda sus beneficios desde pequeño.

Asimismo, si buscas un grupo que haga una coreografía grupal profesional para cualquier tipo de evento, show de televisión, de publicidad, etc, en DENA BILBAO también participamos en eventos. Nuestros bailarines han mostrado su talento en la MTV, el BBK LIVE, el Museo Marítimo o el NOS ALIVE Lisboa. Ven ya a nuestro centro ubicado en calle Sagarminaga, 6 en Bilbao y prueba una de nuestras clases. Y si además buscas gimnasio, contamos en las mismas instalaciones con el Gimnasio Santutxu.

También te puede interesar

Deja un comentario